Red de cientificos y profesionales encaminados al control de la Taenia solium en México
Inicio
CistiMex
¿Qué es la cisticercosis?
Síntomas
¿Que hacer para prevenir la cisticercosis?
Material didáctico
Curiosidades
Galería
Foro
Ligas de interés
Contacto
Editorial
Videos




Los cinco mandamientos para evitar la cisticercosis.

Carlos Larralde. Instituto de Investigaciones Biomédicas, UNAM






















1.   NO COMA CACA

“Esto no es tan fácil como parece ... porque anda disfrazada o invisible en los suelos ... donde los niños juegan a las canicas, en el agua de charcos de las calles y los traspatios, en el agua estancada de aljibes y en el agua río-abajo de los desagües del drenaje de los poblados donde se lavan las prendas de vestir, en las polvaredas, en las verduras mal lavadas, en las ropas, en las manos sucias de cocineros y taqueros, ... Es muy difícil evitarla totalmente pero si puede reducirse hasta casi nada ... lo suficiente para hacerle difícil el que nos infecte con alguno de sus microbios y parásitos.”
“Hay que lavar los alimentos, limpiar manos y trastos, no jugar en el suelo, hervir el agua de beber, comer sobre la mesa y con cuchara, no en el suelo ni con las manos, y mejor aun, hay que comer en casa las mas de las veces. Pero si no hay manera de evitar comer en taquería, hay que seleccionar aquellas de aspecto limpio, tanto sus instalaciones como las ropas y manos del taquero ... Observe bien a sus taqueros ¿qué hacen con sus manos, que tocan, las lavan con frecuencia? ... Siempre pregúntese donde hacen caca, con que se limpian, si hay baños cerca, con que agua lavan sus trastos, mucho ojo con los trapitos de limpieza que pasan nerviosos por todas partes limpiando áreas sospechosas, ... y en cuanto a las tortillas indague sobre la limpieza del agua y el maíz que usaron ... No diversifique mucho sus taquerías ... no haga tantos experimentos y quédese fiel a las que nunca lo han enfermado

... y, sin embargo, verifique a los taqueros repetidamente porque los taqueros cambian y las taquerias quedan”.

DIBUJO POR ANA VINIEGRA


















2.   CUÍDESE DE LA SOLITARIA Y MÁTELA

“Puede estar en su propia casa, en Ud mismo o en sus familiares o en sus empleados domésticos o en sus amistades cercanas que se frecuenten y visiten o en sus vecinos con quien comparta labores y juegos.

Recuerde que una solitaria produce millones de huevos que se esparcen por todos lados y que bastan unos cuantos que se conviertan en cisticerco para amenazar seriamente su salud y la de su familia.

Es muy difícil encontrar quien trae a la solitaria en sus intestinos. A muchos les da vergüenza confesar que la tienen ellos o alguien en sus familias. Ud debe comentar el riesgo que significa e instruirlos que deben, ellos y Ud mismo, examinar sus excrementos en búsqueda de cualquier gusano. La presencia de alguno delataría estrecho contacto con el suelo contaminado. La solitaria, es un gusano blanquecino o rosáceo, aplanado como un tallarín dividido en cachitos, como un rosario de pepitas medio desbaratado en pedazos de 1 a 20 cm de largo. De encontrar la solitaria, no la toque con las manos sino que ha de recogerla con ayuda de algún instrumento que usted pueda lavar después (pala, cuchara, recogedor) y colocarla en un recipiente con agua y hervirla o colocarla en alcohol 96% (que la mata) para su identificación por un médico. De inmediato hay que buscar atención médica para recibir tratamiento antiparasitario. El tratamiento no es 100% efectivo en una sola ocasión, pudiendo precisarse de repeticiones y de seguimiento estrecho de la expulsión de sus segmentos, su “cabeza” y de sus huevos en las heces.

Y no se confíe ... puede reaparecer, ocurre en las mejores familias ... Ud continúe con su vigilancia, sus tratamientos e instrucción de propios y ajenos ... sobre todo en sus hábitos alimentarios y en su forma de eliminar sus excretas ... disuádalos de defecar a ras de suelo y convénzalos de que entierren sus excrementos en pozos profundos, que no jueguen ni coman en el suelo y que se laven las manos.


   















3.   NO COMA CARNE DE CERDO CRUDA O A MEDIO COCER [1]

Bueno, bueno ... todo eso para que la solitaria no nos pase sus huevos pero ¿cómo le hago para no pescar a la solitaria?
En la carne cruda de cerdos infectados pueden venir cisticercos vivos que se transforman en solitarias al ser comidos por el ser humano, sobre todo si se trata de carnes procedentes de cerdos de traspatio que no fueron sometidos a inspección sanitaria escrupulosa[2].


Aprenda a reconocer los cisticercos en la carne de cerdo infectada: son unos como granitos de arroz que están casi secos o bien dentro de una bolsita transparente llena de agua, del tamaño de una uva chica. No compre ni coma de esa carne. Y, por si las moscas, aunque parezca sana, cueza bien su carne de puerco, hervido o frito en trozos pequeño, hasta que la carne pierda su color rosado.

Y de todas manera cuídese ... la carne cruda de cerdo cisticercoso también se disfraza en preparaciones insuficientemente cocinadas, como suelen ser las carnitas, los tacos al pastor, la cecina, chorizos, longaniza, carnes asadas y a la parrilla y, desde luego, la carne cruda y aderezada de “cerebro para la botana de Morelos” y la “carne tártara” de las sofisticadas cantinas mexicanas y restoranes de polenta.


















4.   ENTIERRE SU CACA


¿Y los cerdos, cómo es que pescan la cisticercosis? “Los humanos que traen a la solitaria en su intestino los infectan” ¿Así que no es el cerdo el que causa la cisticercosis, es el humano quien infecta al cerdo y al humano?.
“Ajá, ... y encima lo alimenta con su propia caca porque el campesino no tiene mucho mas que darle de comer y luego lo mata y se lo come, o lo vende y nos lo comemos y pescamos la solitaria, ... la que pone huevos y hace mas cisticercosos y así ... un círculo vicioso”.
¿Y porque se vende carne de cerdo cisticercosa? “Porque es un negociazo para el introductor comprarla baratísima en los pueblitos, no llevarla a inspeccionar al rastro para evitar el que la confisquen y destruyan y venderla disfrazada de sana a precio de mercado urbano?”
¡Híjole, que gachos!
¿Conque todo se evitaría si se enterrara la caca en un pozo profundo para que no se la coman los cerdos y no se esparza por todos lados y los huevos no le lleguen a sus cerdos y a nosotros mismos?
“Así es. Desafortunadamente, lograr que todo mundo entierre efectivamente su caca es muy difícil ... defecar a ras de suelo es muy fácil y está arraigado profundamente en la cultura popular ... además, a veces no hay de otra ... uno rara vez porta palas allá por las calles de los pueblos o en las milpas o al lado de las taquerías ... y la letrinización de todo el país es carísimo, ... así que esto va a tomar su tiempo ... en Europa tomó un poco mas de 600 años, desde 1241 con el primer edicto contra la venta de carne de cerdo granujienta hecho por el Conde Raoul de Neuchatel hasta finales del siglo XIX, en que prácticamente desapareció de Europa Occidental.

D

DIBUJO POR CARLOS LARRALDE














5.   VACUNE A SU CERDO O CÚRELO

Y mientras ¿qué podemos hacer? “Varias cosas. Desde luego hay que pasar la voz sobre estos peligros y sus formas de atacarlos[3] pero también pronto podrán vacunar a sus cerdos con una vacuna muy barata y efectiva en cuanto a abatir a más de la mitad el riesgo de infección de los cerdos vacunados y reducir en 98% el número de cisticercos totales, la que fue elaborada en México por mexicanos y cuya patente es propiedad de la UNAM.
También puede curarse a los cerdos con medicinas anticisticercosis según los procedimientos ideados en el CINVESTAV-Yucatan, así los cisticercos no podrán convertirse en solitarias [3].


[1] “ O, mejor aun, no coma carne cruda de ningún animal ... casi todos pueden traer microbios o parásitos dañinos ... así se librará de adquirir la solitaria y de muchos otros problemas de salud que por ahí transitan”.
[2] Las carnes procedentes de cerdos criados en granjas tecnificadas rara es la vez que tienen cisticercos, pues además de nutrirse con alimentos higiénicos, no deambulan en búsqueda de comida y por tanto es raro que comen excrementos humanos. Además, por lo general son sacrificados y examinados escrupulosamente en rastros competentes bajo inspección federal.
[3] Para mayores detalles y documentación completa lea a múltiples autores sobre varios temas de la cisticercosis en “Cisticercosis: Guía para Profesionales de la Salud”. Carlos Larralde y Aline S. De Aluja (eds), Biblioteca de la Salud de la Secretaría de Salud & Fondo de Cultura Económica, México, D.F., México, 2006






Programa Realista de Control